Helen Clark: Eliminación de la violencia contra las mujeres en la Agenda 2030

25-nov-2015

Foto: PNUD Nicaragua

La violencia contra la mujer se produce en todos los continentes y en todos los países, y por ello es considerada una de las violaciones de los derechos humanos más extendida por todo el mundo entero.

Las estadísticas son desalentadoras: a nivel mundial una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física o sexual, en la mayoría de los casos a manos de su pareja. Por ello, es sumamente importante que la eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas, así como de todas las prácticas nocivas contra las mujeres y las niñas, formen parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, y por consiguiente, y se incluya en metas concretas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados recientemente.

La Organización de las Naciones Unidas lanza hoy  un marco destinado a prevenir la violencia contra la mujer. Gran parte de las medidas adoptadas hasta la fecha, se han centrado en la prestación de servicios y apoyo a las víctimas de la violencia contra la mujer.

El nuevo enfoque  preventivo que adopta el marco, incluye abordar la desigualdad de género, las prácticas discriminatorias, y las normas sociales y culturales nocivas, como causantes del problema. Su objetivo es hacer frente a la violencia contra la mujer en todas sus formas, desde la violencia doméstica hasta la violación como arma de guerra, el matrimonio infantil, y la mutilación o ablación genital femenina, entre otros.

La labor del PNUD en apoyo de la eliminación de la violencia contra la mujer es central en nuestro mandato de desarrollo. Junto con los aliados de la ONU, proporcionamos asesoramiento y apoyo normativo a los países para que adopten y apliquen leyes nacionales que aborden y castiguen todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas.

Trabajamos para garantizar el acceso de las mujeres a la justicia y al asesoramiento legal, y así asegurar que las sobrevivientes de la violencia tengan acceso a  los servicios y al apoyo legal que necesiten, y para asegurar que los perpetradores sepan que no habrá impunidad por actos de violencia cometidos contra mujeres.

También trabajamos para mejorar la seguridad y el acceso a la justicia de las mujeres en países que están en situaciones de conflicto y después de conflictos.

Les invito a que me acompañen a denunciar la violencia hacia la mujer y a unir fuerzas para que las mujeres y niñas de todas partes puedan vivir libres de violencia.

 

(*) Declaración de la Administradora del PNUD, Sra. Helen Clark en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer - 25 de noviembre