Destacan rol de las políticas intersectoriales para la implementación de la Agenda 2030

05-nov-2015

Alicia Bárcenas, Directora Ejecutiva CEPAL; Paola Bustamante, Ministra de Desarrollo e Inclusión Social de Perú; y Jessica Faietta, Directora PNUD para América Latina y el Caribe. Foto: PNUD Perú

Los ministros y ministras participantes en la Conferencia Regional sobre Desarrollo Social de América Latina y el Caribe resaltaron en el cierre de un encuentro en Lima, Perú (miércoles 4 de noviembre) la importancia de impulsar políticas sociales y de otros sectores con el fin de implementar la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

“En la conferencia se ha relevado la necesidad de construir políticas sociales intersectoriales e integrales que den cuenta de la multidimensionalidad de la pobreza, la desigualdad y la exclusión social. Se trata de crecer para igualar y de igualar para crecer”, dijo Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en la clausura del evento de tres días.

La alta funcionaria agregó que “debemos avanzar, en la senda de la Agenda 2030, hacia una nueva generación de políticas de combate a la pobreza y la desigualdad, en el marco de un cambio estructural progresivo y de un crecimiento económico sostenible, sostenido e incluyente.” Reducir la desigualdad, enfatizó, es condición indispensable para lograr un mundo sin pobreza.

La Conferencia Regional sobre Desarrollo Social fue creada en 2014 como órgano subsidiario de la CEPAL. Como resultado de una alianza estratégica, su primera reunión fue convocada en conjunto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que organizó durante siete años consecutivos los Foros Ministeriales para el Desarrollo en la región.

En esta era del desarrollo sostenible vislumbramos la llegada de un enfoque multidimensional de las políticas de desarrollo, enfocadas en el bienestar de la gente más allá de vivir por debajo o por encima de la línea de pobreza”, destacó Jessica Faieta, Subsecretaria General de la ONU y Directora Regional del PNUD para América Latina y el Caribe, al resaltar que este será el tema del próximo Informe Regional de Desarrollo Humano del PNUD.

“Educación, protección social, mejor oferta de empleo de calidad, todo esto será clave para impulsar la resiliencia o la capacidad de absorber shocks, como desastres naturales o crisis financieras, sin que mujeres y hombres recaigan en la pobreza” agregó Faieta, al agradecer a Republica Dominicana por ser el país anfitrión de la primera reunión de la Mesa Directiva de la Conferencia Regional, que tendrá lugar en el tercer trimestre de 2016 en Santo Domingo, en el próximo Foro Ministerial para el Desarrollo.

En la resolución de la conferencia, los delegados de los países afirman que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible aprobada en septiembre en la Asamblea General de las Naciones Unidas marca un cambio de paradigma y una nueva era para la cooperación internacional, y representa una oportunidad para que los países de la región avancen en la erradicación de la pobreza y la disminución de la desigualdad a favor de las personas, el planeta y la prosperidad.

Los altos funcionarios de gobierno presentes en la cita destacaron la presentación por parte de la CEPAL del documento Desarrollo social inclusivo: una nueva generación de políticas para superar la pobreza y reducir la desigualdad en América Latina y el Caribe y solicitaron que se le dé amplia difusión y fomente su discusión y análisis en diversos ámbitos de la región, incluidos el académico y el de la sociedad civil. También pidieron a la Comisión que actualice sistemáticamente con cifras oficiales tres bases de datos regionales: Inversión Social; Programas de Protección Social no Contributiva; y Juventud e Inclusión Social.

Debemos seguir trabajando por el capital humano, centrando los esfuerzos en la persona y su ciclo de vida: desde la etapa de gestación, pasando por los primeros años y garantizando luego el acceso a la salud y la educación”, resaltó Paola Bustamante, Ministra de Desarrollo e Inclusión Social del Perú (MIDIS).

Los representantes de los países felicitaron a la CEPAL y al PNUD por organizar conjuntamente la Conferencia y contribuir así a generar sinergias y complementariedades y evitar la duplicidad de esfuerzos. En ese marco, solicitaron a la Comisión que, en colaboración con el PNUD, impulse el fortalecimiento de la cooperación entre los países de la región en materia de políticas sociales y los acompañe en sus esfuerzos nacionales para el desarrollo de nuevas metodologías e instrumentos de medición de la pobreza multidimensional, las privaciones y la vulnerabilidad.

Los países decidieron que la Mesa Directiva de la conferencia estará integrada por Perú en la Presidencia, y Colombia, Ecuador, Haití, Panamá, Paraguay y República Dominicana en las Vicepresidencias. Además, los delegados solicitaron a la CEPAL y el PNUD que convoquen conjuntamente la próxima Conferencia Regional sobre Desarrollo Social que se realizará en Uruguay en noviembre de 2017.

La Conferencia tiene entre sus objetivos promover el mejoramiento de las políticas nacionales de desarrollo social; promover la cooperación internacional, regional y bilateral entre las oficinas e instituciones; examinar la pobreza multidimensional y avanzar en la medición de la pobreza, la desigualdad y las brechas estructurales, en coordinación con los trabajos que se realizan en los diversos órganos subsidiarios de la CEPAL, en particular la Conferencia Estadística de las Américas.